DIA 01   POSADAS / LORETO / ESTANCIA SAN JUAN PORIAHU
Llegada al aeropuerto de Posadas, capital de la provincia de Misiones.  Recepción y asistencia por parte de nuestro guía e inmediato traslado, hasta la estancia San Juan Poriahu (160 kms), localizada en la vecina provincia de Corrientes, sobre los esteros del Iberá (voz con la que los indios guaraníes denominaban a esta zona y que significa “aguas brillantes”). alojamiento en la estancia, con régimen de pensión completa.
DIA 02 ESTANCIA SAN JUAN PORIAHU
Pasaremos el día completo en la estancia para disfrutar de todas las actividades que en ella se desarrollan.
Los jesuitas, los grandes colonizadores de toda esta zona, fueron previsores, y tenían estancias. Situadas a una jornada de distancia entre una y otra. San Juan de Poriahú era una de ellas. Cuando inician su huida, acosados por los lusitanos, bajan desde el norte, siguiendo el Iberá y parando en esas estancias hasta afincarse en Loreto, un pueblito detenido en el tiempo que vale la pena visitar.
En San Juan de Poriahú, el viejo casco colonial del siglo XVII esta rodeado por 16.500 hectáreas de campo de cría. Los gauchos lo trabajan, como se trabajaba antes: recogidas diarias y rodeos mientras las vacas están preñadas. En épocas de parición se ayuda en los partos. Un ejercito de peones al mando del capataz parte todas las mañanas. Vuelven al atardecer, para matear o amansar redomones (caballos semisalvajes).
Mención especial merece la indumentaria que usan, con sus aperos, sus espuelas y sus botas, que dejan la punta del pie al aire, para poder estribar con los dedos.
De todo esto podremos disfrutar en nuestro paseo. Realizaremos cabalgatas y paseos en bote, para poder observar la flora y fauna, tan rica como diversa. Aves variadas, como chajás, garzas, cigüeñas, lavanderas, garzas moras. Mamíferos extraños, como el aguara-guazu , lobo de los esteros, lamentablemente casi extinto; carpinchos, el roedor más grande del mundo, que alcanza los 65 kgs. de peso. Zorros y ciervos, boas curiyú, similar a la anaconda, pero de menor tamaño; víboras de coral también componen el mapa faunístico. Las aguas de los esteros y lagunas también tienen una sorpresa especial, pirañas y yacarés, el cocodrilo sudamericano.
DIA 03   ESTANCIA SAN JUAN PORIAHU / POSADAS / IGUAZU
Desayuno en la estancia, y posterior salida con destino a las Ruinas Jesuíticas de San Ignacio Miní.
Después de pasar por las afueras de Posadas y unos 56 kms. mas adelante, llegamos a estas famosas ruinas. Declaradas Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.
La zona denominada de las tres fronteras, (Argentina, Brasil y Brasil) fue el lugar elegido por los misioneros de la Compañía de Jesús, para iniciar sus tareas evangelizadoras, en las tierras que ocupaban los indios guaraníes. Los restos de aquellas misiones están esparcidas por los tres países. Ocho en Paraguay, siete en Brasil y dieciséis en Argentina. De todas ellas, las mejor conservadas y mas expresivas, son las localizadas en San Ignacio Mini.
Pese a su esfuerzo inicial, los misioneros, no tuvieron mucho éxito en su objetivo de convertir a los aborígenes al cristianismo, por lo que tomaron la determinación de vivir con los ya conversos, con el objetivo de seguir ganando su confianza y poder seguir con su tarea de adoctrinamiento. Los poblados que construyeron, se denominaban reducciones. Estas poblaciones se convirtieron en núcleos muy bien organizados, que resultaron muy exitosos en su tarea evangelizadora y al mismo tiempo como unidades económicas de producción.
La traza urbana estaba muy bien diagramada: una avenida principal desembocaba en una plaza, donde una iglesia, se destacaba como el edificio mas importante de la villa. Cercano a la iglesia estaban las casas de oración, la escuela, los talleres de carpintería y oficios. Alrededor de la plaza estaban las viviendas ocupadas por los aborígenes y por último, atrás de la iglesia el cementerio. La administración de la ciudadela estaba en manos de un consejo de caciques. Se calcula que, en San Ignacio, la población aborigen y jesuita llego a unos 5.100 pobladores.
Los guaraníes, aprendieron de los jesuitas numerosas tareas y otras las mejoraron. La organización   de las tareas colectivas dio un impulso económico a la zona, que fue creciendo, convirtiéndose en un centro económico independiente, que no necesitaba de la ayuda externa. Al mismo tiempo los indios se iban convirtiendo al cristianismo más rápidamente. Pero lamentablemente todo esto desapareció, por presiones políticas de la época, por los ataques que sufrían indios y misioneros de parte de bandas de buscadores de oro.
Después de la visita a las ruinas, continuamos nuestro camino a Iguazu. Haremos una parada en la ruta para almorzar, (opcional por cuenta de los pax) antes de llegar a la ciudad de Puerto Iguazu, nos encontramos con las minas de Wanda. Estas minas son de las denominadas “a cielo abierto”, y son explotadas con métodos artesanales. De ellas se extraen entre otras, piedras preciosas como ágata, amatista y cuarzo. Podemos aprovechar y comprar alguna como un interesante souvenir.
Pocos kilómetros más adelante llegamos a Iguazú donde tenemos dos opciones:

Opción 1: Traslado al aeropuerto para viajar a BUE o bien combinar con los programas de Brasil.

Opción 2: Extensión a Iguazú.

Características del programa:

  • Turismo clásico y de aventura, que incluye varios paseos a pie, en lancha y cabalgatas.
  • Nivel de exigencia: Medio.
  • Los trayectos a pie, son por senderos de fácil acceso.
  • Recomendamos tener a mano ropa y calzado impermeable, al igual que un repelente para los mosquitos.

Especificaciones del programa: 

  • La distancia, entre el aeropuerto de Posadas y la estancia de San Juan es de 160 kms. 2 horas de recorrido, aproximadamente, por buenos caminos.
  • El alojamiento en la estancia es en cuartos simples, pero de buen gusto y comodidad. La comida en la estancia es totalmente casera. La estancia cuenta con un total de 7 habitaciones.
  • Traslados y excursiones con servicios privados.
VOLVER